sábado, 8 de diciembre de 2018

Recuperemos San Mamés

Respecto a la animación en San Mamés, creo que ya nadie duda del despropósito que se ha generado con el cambio de campo y cada vez es más consciente todo el mundo del problema que tenemos. En el fútbol mundial será difícil encontrar un equipo que haya gestionado peor un cambio de campo en lo que respecta a la animación. Es difícil de digerir pero es así, es difícil haberlo hecho peor. A día de hoy, muchos sentimos gran coraje y tristeza viendo lo que “hemos sido” y lo que “somos” en cuanto a animación.




El problema radica en la solución, que con el despropósito que nos han dejado, es muy compleja y probablemente nunca será a gusto de todos.

Los factores de la baja animación en San Mamés son muy numerosos y no todos son achacables a una mala gestión: Falta de relevo generacional, el auge de otras opciones de ocio, la apatía generalizada de la afición, la ausencia de cánticos-canciones pegadizas y cantables, los horarios....es un problema con muchas causas pero por ahora vamos a intentar analizar e intentar solucionar la parte del problema que depende directamente de la gestión:

LA GESTIÓN DEL CAMBIO DE CAMPO, EL COMIENZO DEL FIN

La anterior directiva a la hora de gestionar el cambio de estadio entendió que lo ideal era crear dos gradas de animación en el nuevo San Mamés, escondidas en dos esquinas lo más alejada posible una de la otra. Sí, porque es probable que algunos ni siquiera sepan que en San Mamés hay dos zonas denominadas como de animación oficialmente, porque, aunque sea imposible de distinguir, en sur baja una esquina es de “animación”. Esa esquina desde que se inauguró el campo fue un fracaso estrepitoso. Pero a la directiva actual le ha dado exactamente igual, y nunca ha admitido nada ni reaccionado al respecto, no va con ellos, al menos de forma oficial. A día de hoy, ése sector 124 de sur baja es uno más de gente viendo el partido relajadamente sentada como en el resto de sectores.

Y luego tenemos la otra minúscula esquina de norte de animación que todos conocemos, la única real. Con lo cual el “mapa” de la animación de forma oficial es así:





Este “mapa” de la animación en un primer vistazo ya presenta tres chapuzas claras:

1-UBICACIÓN

Cualquiera que sepa un mínimo de fútbol sabe que la zona donde de forma natural se anima en un estadio de fútbol son los fondos detrás de la portería. No hace falta ser muy futbolero para saberlo.

Motivos que han podido llevar a esta decisión: Los motivos para esta ubicación entiendo que son debido a que la directiva prefirió designar unas esquinas ridículas para ver el fútbol de pie, y de esa forma que no se moleste a los usuarios del resto del fondo de forma que puedan ver el fútbol sentado.

Al ubicar en una esquina a la gente de pie desde ningún ángulo se molestaría al resto de espectadores.

No se me ocurre ningún otro motivo sin ser malpensado. Nos ha salido caro ese “esmero” en cuidar al resto de aficionados del fondo. Como luego veremos en otros conceptos, como en el económico, ése cuidado a este aficionado del fondo desaparece por completo.


2- DIVISIÓN
También es obvio que dividiendo la ya escasa animación, parece una medida más destinada en desactivar la animación que en reforzarla. Divide y vencerás.

Respecto a este aspecto no alcanzamos a poder razonar que motivos pudieron llevar a tomar esta medida.

Unir las dos zonas de animación (si queda algo de unir de la zona sur) es algo que urge.


3-TAMAÑO MINUSCULO
Como se puede ver en el mapa, el tamaño de la zona de animación es bastante ridículo, menor que la zona reservada, por ejemplo, a la afición del equipo rival.
Los motivos que llevaron a esta decisión también parecen de difícil explicación.

Sin que sirva para mucho realizar comparaciones, Real Sociedad y Atlético de Madrid  no hicieron nada similar a nuestro desastre, y el tamaño de las gradas de animación del Wanda o de Anoeta dejan todas nuestras vergüenzas al aire:

Anoeta:



Wanda:



Y esta es nuestra realidad actual, sobran los comentarios:



Es muy triste el complejo de inferioridad que han conseguido que muchos sintamos cuando nos comparamos con cualquiera equipo actual en este aspecto, y más sabiendo que pese a que oficialmente son dos gradas de animación, sabemos que sólo una de ellas es real.

Da la impresión de que a la hora de gestionar el nuevo campo no se tuvo nada en cuenta este concepto y que no se perdió nada de tiempo en ver cómo se gestiona en otros equipos vecinos o de otras ligas como Alemania en los que el resultado ha sido exitoso y debería de ser nuestro espejo.

Los factores mencionados son obvios y en boca de muchos, pero hay un factor, que quizás no sea el más relevante, pero del que nadie ha hablado nunca, y por ello me voy intentar explicarlo con el máximo detalle, porque también me parece importante.

4- PRECIOS DE LOS FONDOS
Los fondos de San Mames, como todo el anillo inferior constan de 25 filas de asientos.
Estos fondos, a diferencia de cualquier campo del resto del mundo, en las zonas que no son de animación, es decir casi todos los asientos, presentan unos precios incomprensiblemente altos.  

Son los siguientes:
Fila 1-5 (20% de las localidades) : 398 euros.
Fila 6-10 (20% de las localidades) : 557 euros
Fila 11-25 (60% de las localidades): 742 euros

Por lo tanto, la mayoría de la gente paga 742 euros por estar ubicado en un fondo tras la portería. Para contextualizar, un fondo alto a media altura cuesta 507 euros y una localidad en fila 7 centrada en este alta cuesta 643 euros. 742 euros es una de las cuotas más altas de todo el estadio, sólo superado por localidades con una visión del futbol inmejorable que casi podríamos considerar “Premium”.
Normalmente vemos los precios en una tabla y no somos conscientes del desajuste, pero nada como una foto para ilustrar cuántos asientos de cada fondo pagan 742 euros.




Ahora os pongo ejemplo de precios en otras localidades del resto del estadio:



Sobre los motivos para este desajuste, creo que parece claro que este precio desorbitado de los fondos se arrastra en parte del antiguo estadio. En el añorado antiguo San Mamés el fondo bajo estaba dividido en dos, grada o preferencia (asientos blancos) y tribuna baja (asientos rojos). También de forma bastante incomprensible en su día las tribunas bajas de los fondos tenían precios sin sentido, muy altos, pero al estar perfectamente separados grada y tribuna, el carácter popular de la grada no se diluía tanto como sucede en el nuevo San Mamés.

Aquí podemos ver el antiguo San Mamés:




Hay que decir que en aquella época la zona de animación no se designaba como tal de forma artifical y dirigida, surgía de forma natural detrás de las porterías. Hoy en día designar zonas “de animación” es algo que parece instaurado ya en todos los clubs, y quizás hasta pueda ser obligatorio.

Parece ser que nadie reflexionó sobre este disparate de precios del viejo San Mamés y se decide transladar los precios mas o menos tal cual al campo nuevo, de forma que las filas 11 a 25 asumen los precios que antes tenía la tribuna baja de cada fondo.
En el nuevo campo la diferencia es que el fondo es un único graderío de 25 filas en lugar de dos tribunas separadas como en el viejo San Mames, y el resultado ya lo conocemos.

Quizás San Mamés sea el único campo de mundo con esos precios tan desproporcionadamente altos en los fondos respecto a los precios del resto del campo. En todos los estadios del mundo los fondos detrás de la portería cuentan con las localidades más asequibles del estadio sean o no de animación. 

Aquí vemos los precios de las localidades de San Mamés:






Aquí podemos ver lo precios del Espanyol como ejemplo (serviría cualquier equipo del mundo para ver la diferencia):





Los fondos, que antaño sean de animación o no, siempre han sido los pulmones de la afición y donde se ubicaba la gente más animosa con los precios más populares han perdido en San Mamés cualquier atisbo de populares o de animosos.

Con estos precios, a precio de oro en los fondos, donde la visión no es la mejor ni de largo, estas localidades se han convertido en las localidades que mucha gente no quiere. El socio que se ubica en el fondo y paga 742 euros realmente es el más maltratado por el sistema de precios del club. Aunque se trate de su ubicación preferida (esto va siempre según gustos) está pagando una de las tarifas más caras del campo por una localidad que en el resto de estadios del mundo es de las más baratas.

El perfil de gente que quiere ver el fútbol lo mejor posible y no le importa el precio no va a elegir un fondo, y el perfil de gente que pueda preferir animar o estar cerca de los jugadores es difícil que asuma pagar precios al nivel de la tribuna principal.

En este gráfico están sombreadas todas las localidades de San Mames del resto de tribunas que cuestan igual o menos que un fondo en la fila 11 para darnos cuenta de la desproporción.





También hay que reseñar la dejadez que se desprende a la hora de fijar los precios de forma que el socio de la fila 10 pague casi 200 euros menos que el de la fila 11. No tiene ningún sentido ese salto y denota bastante falta de mimo a la hora de fijar los precios. Sirve para todas las tribunas, y la lógica invita pensar que sería más apropiada subir de forma mucho más gradual el precio a medida que se asciende de fila.

En base a este análisis creo importante remarcar que, aparte de una mala gestión de los sectores de animación, también nos encontramos con que tampoco se ha gestionado bien el resto de sectores de los fondos.

Al menos este error como veremos más adelante no se podría ayudar un poquito en búsqueda de la solución.


SOLUCIONES A LA ANIMACIÓN EN SAN MAMES

Es evidente que hay muchos factores que no podemos controlar que dificultan la animación y la solución no está entera en nuestras manos, ni mucho menos es sencilla.

Pero creo que debemos poner todo de nuestra parte como club para solucionarlo. Una buena animación además, tiene un gran efecto llamada para que se suba más gente al carro bien a animar y también para la gente que ve tranquilo el partido disfrute de mejor experiencia de vivir un partido y no dude entre la diferencia de ver quedarse en el bar o en casa o acudir a San Mames. Este espectador “normal”  a su vez  con un buen ambiente es mas fácil que se contagie para acompañar a la grada de animación animando en momentos puntuales y volver a vivir el San Mamés que muchos queremos. 

Reactivar San Mamés creo que es un aspecto fundamental para que nuestro club siga vivo.
¿Cómo soluciona este desastre? Parece complicado. Es difícil pensar en un escenario en el que se hagan peor las cosas. Además, parece que aquí una vez que se falla en una decisión se arrastra para toda la vida. Vemos cómo todos los clubs han realizado cambios en este aspecto menos nosotros. El Real Madrid o el Real Zaragoza recientemente han reubicado las zonas de animación, por ejemplo. No es tarea fácil, pero con interés se podría hacer.

Todos o casi todos creo que estamos de acuerdo en que la grada de animación debe ser una zona única, más grande que la actual y detrás de la portería. Para ello es obvio que hay que desplazar a gente que ahora mismo está ubicada en esta zona si no quiere ver el fútbol en zona de animación. Muchos de ellos serán reticentes al cambio, y con todo el derecho del mundo.


ANÁLISIS DETALLADO DE PROPUESTA DE SOLUCIÓN

Lanzo un análisis de cómo se podría actuar. Me gustaría que el lector aísle este análisis del resto del texto anterior en el que se analiza la problemática. Porque quizás muchos no compartáis todas o algunas de las propuestas de solución que se recogen a continuación pero sí que estáis de acuerdo en el diagnóstico previo.

Vamos a analizar los datos reales del fondo norte y las posibilidades:

Para tener una grada de animación potente de verdad deberíamos preservar los sectores 107, 108, 109 y 110. Reseñar que normalmente esta zona se suele colocar tras la portería, pero algo ladeados hacia la tribuna opuesta a las cámaras de TV, para que, con el ángulo de tiro de la TV, aprovechar al máximo su presencia también en TV. 

Creo que muchos soñamos con al menos algo así:



Analizamos la capacidad de cada sector y el número de socios que tienen su localidad en él.

Los sectores 107 y 108 cuentan con 725 asientos cada uno.

El sector 109 se estrechó un poco en su día para ampliar ligerísimamente la grada de animación, cuenta aproximadamente con 600 localidades que no sean de animación.

El sector 110 ya es de animación, así que no requiere de ningún cambio.

Con los sectores comentados como animación tendríamos aproximadamente 3.000 plazas de animación, una cifra ya bastante competente.

Los sectores 107, 108 y 109, los que a día de hoy no son de animación, suman 2050 asientos, y están ocupados según los datos que ofrece el club sobre los cambios de localidad aproximadamente entre un 90% y 95%.
Esto daría aproximadamente con 1900 socios que habría que reubicar. 2.000 para dejarlo en números gordos. Esto no es tarea fácil, y nos hace buena idea del desastroso legado que nos queda tras el traslado del campo.

Así que el mayor problema que tenemos para crear una grada de animación aceptable es la necesidad de reubicar a 2.000 socios que no tienen ninguna culpa del desastre que hizo la directiva.


IDEAS PARA REUBICAR A 2000 SOCIOS

Si creamos una grada de animación nueva, como se ha planteado, contamos con 2.000 socios damnificados a los que habría que intentar compensar o minimizar las molestias generadas de las que además carecen de culpa alguna. Para ello se pueden plantear 3 “herramientas” que pueden ser utilizadas de forma conjunta.


1-SECTOR 124

Los ocupantes del sector 124 (725 butacas), actual sector de animación de sur baja, automáticamente perdería el carácter de animación y sus ocupantes deberían ser recolocados  a la nueva zona de animación de norte a no ser que soliciten el cambio a un asiento de “no animación” en otro sector siguiendo el proceso habitual, por lo tanto liberarían ese sector por completo. No son las localidades más atractivas, pero al final se trata de cambiar un fondo por otro para el que le guste esa ubicación sin ver el fútbol de pie y estaría el sector disponible por completo para los socios agrupados en grupos grandes.







2-SECTOR SUR ANILLO INTERMEDIO

En el anillo VIP, debido al fracaso de los asientos Premium, toda la tribuna sur desde el año pasado ya no tiene el servicio VIP, de forma que el club ahora mismo utiliza esta para repartir invitaciones y la zona funciona como un sector más de tribuna aislada de los servicios VIP. Estas invitaciones antes se gestionaban sin utilizar esta zona, por lo que entiendo que en un futuro se puede volver al escenario original sin invitaciones y dejarlo liberado todo este espacio.

En esta zona podrían reubicar aproximadamente 800 socios. Se trata de localidades de muy buena visibilidad y atractivas, y salvo protestas inevitables, creo que todos podrían dar el cambio a mejor. Incluso se podrían suplementar dos filas más cada sector, como se hizo cuando se inauguró el campo en 2013 sin el fondo sur y aumentar las localidades disponibles en esta zona hasta unos 1.000 aproximadamente.




3-PRIORIDAD EN LA ELECCIÓN DE ASIENTO

Los afectados el cambio podrían recibir prioridad en los procesos de cambios de localidad, durante un año o varios. De esta forma podrían elegir localidad hasta ahora inaccesibles. No hay una disponibilidad muy alta en el resto de tribunas, pero dándoles prioridad seguro que la mayoría obtiene una solución satisfactoria, si no es el primer año seguro que en los sucesivos es posible que accedan a una localidad satisfactoria.

Realmente para muchos de los que pagan 742 euros en un fondo puede ser un favor bueno ofrecerles prioridad en el cambio de asiento y pasar a pagar menos por un buen sitio en principal alta ,por ejemplo, aunque a hay que tener en cuenta que no será una medida popular, y habría que tener mucho tacto y presentarlo bien.

A final, los socios de los fondos, debido al “maltrato” que sufren por el desproporcionado precio que se les aplica como hemos visto antes, tienen más fácil que el cambio sea a mejor,  el abanico de opciones de localidades por el precio que viene pagando y a menor precio es enorme. Solo hay que presentárselo a la gente bien.




Realmente el desastre de la distribución de los precios en los fondos actuales nos puede terminar sirviendo para que sea más fácil satisfacer los deseos de los posibles afectados.
Se podría estudiar también algo de descuento en la cuota en los próximos años para casos de “desplazamiento forzoso”, o que paguen durante, por ejemplo, cuatro años como máximo el importe que venían pagando hasta ahora.


OTROS CAMBIOS - REAJUSTE DE PRECIOS

Como hemos visto hasta ahora hay desajustes muy grandes en el sistema de precios de San Mamés. Los fondos tienen precios desmesurados.

Antes o después los precios de los fondos se deberían reajustar porque no tienen ningún sentido. De esta forma, podemos facilitar que el resto de fondo norte y fondo sur también se llenen de gente joven, que ayuden a mejorar la atmósfera.

Aprovecharía también a revisar los saltos de precios en todas las tribunas, cambiando de forma más gradual los precios, y que entre una fila a la de al lado no haya 200 euros de diferencia.



SAFE  STANDING

Aprovechando la ocasión, y ya rizando un poco el rizo, podríamos aprovechar y ser pioneros en intentar legalizar el Safe Standing.





Este sistema está pensado para poder ver el fútbol de pie, sin necesitar habilitar gradas 100% de pie como en Alemania.  Ya se está legalizando en muchas ligas, y a raíz de la buena experiencia en Celtic Park en Escocia la propia Premier League lo está valorando.

Con sistema de asientos que garantizan la seguridad, favorecen la animación y permiten que haya más aforo. Con la inclusión de más aficionados podríamos conseguir rebajar más el precio de la zona de animación y hacerlo más accesible para la gente joven.


REFLEXIÓN FINAL

Como reflexión final me gustaría remarcar que mejorar la atmósfera de San Mamés se trata de un aspecto prioritario. Estamos matando lentamente el club por la degradación de este aspecto. Una buena animación refuerza la experiencia de vivir el fútbol en directo. Hace que el resto de espectadores se contagien más en animar y sobre todo, no duden en desear  en acudir al estadio, incluidos hasta los posibes usuarios de los palcos VIP. Sólo tenemos que ver el ejemplo de Alemania.
Ya lo decía Marcelo Bielsa, “En el fútbol, lo único insustituibles son los hinchas”, y jugar sin el aliento de la afición es como “bailar sin música”.

0 ¡Deja tu comentario!:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops